La visualización es una de las herramientas más eficaces y sencillas que existen. Nuestro inconsciente no diferencia lo real de lo ficticio, es por ello que podemos incorporar lo que imaginamos a nuestro dia a dia, y así cambiar nuestro sistema de creencias y dar vida a emociones, sentimientos y sensaciones que nos acerquen a donde siempre hemos soñado llegar.

Para ello, hemos de conseguir un estado de calma adecuado, un lugar tranquilo para poder dar rienda suelta a la creación que vamos a visualizar. Te sugiero ciertos pasos:

1. Antes de la visualización, pregúntate: ¿donde quiero llegar? ¿qué es lo que me gustaría conseguir? ¿Aquello que anhelo? ¿Donde me veo dentro de 1 año?

2. Ahora, ¡escríbelo! Escribe cada detalle de tu sueño. Sé concreto al escribirlo. Las personas que escriben sus metas tienen más probabilidad de alcanzarlas.

3. Identifica cuales son tus obstáculos o cuales crees que son y escribe el plan que vas a seguir para vencerlos.

4. Centrate en lo que vas a hacer no en lo que no quieres hacer.

5. Ahora sí, comienza tu aventura…

6. Visualiza en primera persona, no te veas desde fuera, siente como estás viviendo todo aquello que está dentro de tus sueños pero…¡Hazlo como si ya lo hubieras conseguido y simplemente lo estuvieras recordando! Si lo visualizas en futuro, siempre estará en el futuro. Recuerda como te sentiste al conseguir tus objetivos, recuerda con quien estabas, que hiciste…  incorpora entornos conocidos para que tu mente se sienta en la zona de confort y lo integre con facilidad.

7. Sé constante, repite la visualización tantas veces al día como puedas, durante varios meses. Recuerda, estamos hablando de tus sueños, ¡Merece el esfuerzo!

8. Elige abrirte a recibir todo lo bueno que el Universo tiene para ti.

9. Repite: YO TAMBIÉN ME MEREZCO LO MEJOR, ¿notas como sube tu energía?

¿Estás preparado para crear tus sueños?

¡Todo depende de ti!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *